Miche 3

Michelin: ¡El 5 de junio todos a la huelga! Por el convenio que merecemos – Merezi dugun hitzarmena

Los trabajadores de Michelin emprenden el camino de la movilización con un calendario de huelgas que se inicia el día 5 de junio. Rechazan el ultimátum de convenio propuesto a la mesa negociadora por el Comité Intercentros que consolida la pérdida de poder adquisitivo de anteriores convenios, no garantiza con cláusulas de revisión la recuperación del IPC y mantiene una flexibilidad asfixiante que dificulta la conciliación y empeora la calidad de vida de los trabajadores.

¡El 5 de junio todos a la huelga!

Esta sensación de rechazo y hartazgo se expresó con contundencia en la fábrica de Vitoria en la Asamblea General convocada el 17 de mayo para explicar la situación de las negociaciones, que los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO en el comité intercentros no quisieron convocar. La asamblea reunió a 900 trabajadores que exigieron unidad y lucha para recuperar el poder adquisitivo perdido y rechazar la flexibilidad extrema a la que se ha llegado después de treinta años de continuos retrocesos facilitados por la actitud colaboracionista de las direcciones de CCOO y UGT. También este malestar se expresó con contundencia, tanto en las dos concentraciones multitudinarias en la puerta de la fábrica, como en la masiva manifestación de los trabajadores y sus familias el día 30 de mayo por las calles de Vitoria-Gasteiz.

La dirección de la empresa comunicó al Comité su propuesta definitiva de convenio 2023-2026 en la sexta reunión de la mesa negociadora del Comité Intercentros. Su contenido plantea un escaso aumento respecto de lo negociado hasta la anterior reunión, de apenas un 2%, que significa en cómputos totales una pérdida media anual de poder adquisitivo de 3.036€ para los trabajadores del 1×8, 2×4 y 2×8; mientras que para la plantilla del 5×8 representa una pérdida media anual de 4.296€ según los datos del sindicato CGT. Esta oferta a la parte social contrasta con los salarios ofrecidos a los directivos de la empresa de 150.000 euros al año y los beneficios récord obtenidos por la multinacional no sólo en España, sino también en el conjunto del grupo, que rondan los 900 y los 2009 millones de euros respectivamente. Estos beneficios representan un 5% más frente a los 858 millones de euros acumulados en el ejercicio 2015-2018.

Es importante mencionar que estas ganancias son obtenidas por la empresa exprimiendo a sus trabajadores, mientras la clase obrera carga en sus espaldas toda la crisis capitalista, la crisis pre y post pandemia junto con el aumento inflacionario provocado, en parte, por la guerra imperialista en Ucrania entre Rusia, EEUU y la OTAN.

Pérdida de poder adquisitivo

La decisión de luchar de los trabajadores de Michelin se basa en el progresivo empobrecimiento de los salarios, acentuado por la inflación galopante que sufrimos y en el paralelo incremento de la explotación, aumento de la jornada laboral, aumento de la intensidad del trabajo, y en el aumento de la disponibilidad y flexibilidad en el uso de la mano de obra por parte de la empresa. Esa es la valoración de los trabajadores del último convenio colectivo y también de los anteriores convenios De hecho, se puede constatar que la pérdida de poder adquisitivo ha sido una constante en los últimos 12 años, debido a la ausencia de una cláusula de revisión salarial vinculada al IPC real. En el convenio colectivo 2019-2022, los trabajadores de la fábrica perdieron una media de poder adquisitivo de 2.655 euros por trabajador en los calendarios de 2×8, 1×8 y 2×4, de 3.100 euros en los de 4×8, y de 3.773 euros por trabajador en el calendario de 5×8.

Oferta final, última y definitiva de Michelin

Esta es una subida para 2023-2026 del 12% sobre la MH o salario anual equivalente y pluses (5% en 2023, 3% en 2024, 2% en 2025 y 2% en 2026)

Cláusula adicional para 2023-2024: Máximo de 2% sobre MH o salario anual equivalente –nada sobre los pluses– si suma el IPC > 8% y si se cumple objetivo de beneficio del Grupo. A aplicar en marzo de 2025 y sin carácter retroactivo.

Cláusula para 2025-2026: Máximo de 2% sobre MH o salario anual equivalente –nada sobre los pluses– si suma IPC > 4% y si se cumple el objetivo beneficio del Grupo. A aplicar en marzo de 2027 y sin carácter retroactivo.

Una oferta que, según concluye CGT, no recupera lo perdido, no garantiza el IPC, no reduce jornada, no elimina las jornadas de desarrollo, auténticas jornadas de adoctrinamiento empresarial, que suponen una jornada más de trabajo y por la cual la empresa percibe subvenciones públicas por formación, no mejora la conciliación, el empleo, los permisos, la salud, etc…

Los trabajadores de Michelin rechazan la última propuesta patronal porque perpetúa la pérdida gravísima de poder adquisitivo de los salarios del periodo anterior y mantiene y acentúa el grado de explotación por parte de la empresa. Todo esto sin tener en cuenta que la inflación podría aumentar estas pérdidas, puesto que no hay una cláusula revisora del IPC y la que propone la empresa está limitada al 2% y sujeta al cumplimiento de unos objetivos de resultado operacional marcados y controlados unilateralmente a nivel Grupo, resultados que ellos solos controlan.

A esta situación hay que agregar la doble escala salarial, totalmente discriminatoria, que la empresa mantiene con los nuevos trabajadores, rompiendo el principio de “a igual trabajo, igual salario” ya que cobran hasta 700 euros menos por mes, durante los 30 meses posteriores a su entrada en la fábrica. La plantilla ha perdido también, desde el acuerdo de flexibilidad firmado en 2013, 15 euros brutos en el plus de disponibilidad por cada día de activación en el calendario flexible.

Flexibilidad

Respecto de la flexibilidad de jornada, debemos mencionar que la plantilla comenzó a sentir el yugo de la flexibilidad en 2004, cuyas consecuencias negativas para la salud y la conciliación (jornada continuada sin apenas descanso en verano), empeoraron a partir del acuerdo de 2013, al ampliar y abaratar esa flexibilidad. De esa manera lograba implantar la multinacional un mecanismo de disponibilidad a la carta, como siempre bajo el chantaje del mantenimiento del empleo. Sin embargo, desde 2011 hasta 2021, la plantilla no ha hecho más que disminuir. De hecho, entre 2011 y 2021 la empresa destruyó 529 puestos de trabajo. Esta disminución de trabajadores la compensó aumentando la explotación en cada uno de sus trabajadores restantes a través de la imposición de nuevos calendarios y ciclos de trabajo que no hacen más que perjudicar la salud y dificultar la conciliación de la vida familiar, social y laboral de cada trabajador y trabajadora. Actualmente los trabajadores y trabajadoras de la empresa Michelin se ven afectados por ¡¡¡84 calendarios diferentes!!! Además, consecuencia del nuevo acuerdo de flexibilidad firmado en 2022 por la puerta de atrás, dependiendo de la apertura del calendario, la plantilla podría llegar a cobrar en torno a 10 miserables euros de plus mensual por trabajar fines de semana y festivos, encontrándose además con una deuda de hasta cinco días nada más empezar el año.

Situación sindical

En Vitoria-Gasteiz, los sindicatos que conforman el comité de empresa son: CCOO (6), CGT (4), UGT (4), ESK (3), ELA (3), CSIF (3), LAB (2) y CCM (2). Michelin tiene 5 centros en el Estado español: Vitoria-Gasteiz, Lasarte, Aranda, Valladolid y Almería.

Hay un comité intercentros, emanado de los diferentes comités de centro y del cual emana a su vez la parte social de la mesa negociadora, con la misma composición: CCOO (4), CSIF (3), UGT(2), USO (1), CGT (1), ELA (1), ESK (1)

Podríamos explicar el carácter de cada dirección sindical analizando sus acciones, de esta manera obtendremos dos claros bloques. El bloque mayoritario (CCOO, UGT, CSIF, USO), que en 2013 avalaron el “acuerdo de variabilidad” que ha resultado en la apertura a unas nuevas instancias de flexibilización económica y social para los trabajadores de la fábrica. En la situación actual, este bloque sindical mayoritario, da por buenas las amenazas de la empresa, que hablan de peligro del cierre de centros si no se aceptan sus propuestas de recortes salariales, aumento de la flexibilidad etc… Se muestra a favor de los intereses de la empresa y por consiguiente en contra de los derechos de los trabajadores; negándose e incluso intentando entorpecer el desarrollo de las herramientas tradicionales de la clase obrera, como son las asambleas de trabajadores para valorar los resultados de la negociación y tomar una postura sobre ellos.

A pesar del claro rechazo a la propuesta patronal de convenio de la plantilla en la planta de Vitoria, los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, CSIF, CCM ignoran a los trabajadores que representan, rechazan las huelgas y movilizaciones convocadas por la asamblea de trabajadores y los sindicatos más combativos como CGT, ELA, LAB y ESK, y se preparan para decidir sobre los salarios y condiciones de trabajo de toda la plantilla, exclusivamente junto a su afiliación, que no deja de ser una exigua representación del conjunto de la plantilla.

Miche2

Hay que resaltar para comprender el estado de ánimo de la plantilla, que en este proceso de consulta a la afiliación mediante asamblea de sección sindical, práctica habitual en los últimos treinta años antes de proceder a firmar cualquier acuerdo, incluso en esa pequeña reunión de los afiliados de UGT, se ha colado el espíritu de lucha y unidad que ha sacudido al conjunto de la plantilla. Sus propios afiliados se han presentado en tromba para rechazar la propuesta y exigir a sus representantes sindicales que se sumen a las movilizaciones.

Objetivos mínimos que propone CGT para el convenio 2023-2026 ante el ultimátum de la dirección

Recuperación y mejora del poder adquisitivo, con una subida del 21% sobre la MH o salario anual equivalente así como sobre los pluses (8% 2023, 6% 2024, 5% 2025, 2% 2026), y una cláusula de garantía salarial del 1% por encima del IPC real para cada año del convenio.

Salario de ingreso en la fábrica: 92,5% del salario convenio los primeros 12 meses y 95% de salario convenio del 13 al 24 mes.

SRM, transparente justo y equitativo.

Eliminación de las jornadas de desarrollo (Workshops) y reducción de jornada de 8 horas al año en todos los sistemas, a disfrutar como un día de asuntos propios y pudiéndose acumular de un año para otro.

Transformación en indefinidos de todos los contratos de duración determinada, a la firma del convenio.

Mejora de los permisos retribuidos, especialmente por acompañamiento de familiares de primer grado.

Equiparar el complemento de IT entre horarios y mensuales al 100%.

Mejorar las condiciones laborales para los trabajadores, ligados a la turnicidad y al trabajo nocturno.

Los trabajadores de Michelin Gasteiz junto a los sindicatos convocantes de las huelgas están tratando de impedir que la empresa, con la ayuda de sus sindicatos afines, consiga otra vez más sus objetivos de reducir los salarios y perpetuar unas condiciones de trabajo que nos condenan a vivir para trabajar. Los trabajadores de la factoría de Lasarte en Guipúzcoa, con 500 trabajadores, también van a salir a la huelga, al igual que en Aranda de Duero, donde hay aproximadamente unos 2.000 trabajadores, y Valladolid que aglutina a unos 1.700 trabajadores.

“Así como hace un año los trabajadores de Mercedes Benz tomaron el destino en sus manos y protagonizaron unas movilizaciones masivas a pesar de la oposición de la mayoría sindical de UGT y CCOO que se oponían a ellas, de la misma manera los trabajadores de Michelin han decidido seguir el mismo camino recuperando la asamblea como órgano de participación y punto de partida para lograr canalizar el descontento latente hacia la movilización y el respaldo social necesarios, en aras de equilibrar la balanza de la mesa negociadora y conseguir que la dirección de Michelin vuelva a sentarse para intentar llegar a un acuerdo”, manifiesta CGT. Ante la perspectiva de que se volviese a repetir esta situación, una mayoría de la plantilla muy rejuvenecida, ha tomado la palabra y ha dicho no estar dispuesta a seguir viviendo para trabajar.

miche4

La plantilla de Michelin en Vitoria-Gasteiz ha dado una lección de unidad y lucha al Comité de empresa, sin precedentes en los últimos treinta años. Desbordados por la situación, en una reunión extraordinaria celebrada el 2 de junio, CCOO y UGT han tratado de lograr un acuerdo de aplazamiento de las movilizaciones para retomar la “unidad” y darse un tiempo hasta el día 9 de junio, fecha de la reunión de la mesa negociadora con la empresa para dar un posicionamiento a su última oferta. Ante ello, CGT y ESK, dos de las organizaciones convocantes, (ELA y LAB no han acudido) le han recordado el mensaje trasladado por la plantilla: unidad para movilizar, no para desmovilizar. En este sentido, les han tendido la mano a UGT y CCOO para que, al igual que en la fábrica de Lasarte, se sumen a las protestas y paros convocados en Vitoria, Valladolid y Aranda. Informa el representante de CGT.

Iosu Foronda y Martxe Simon. Vitoria 2 junio 2023.

Artículo escrito con la información proporcionada por José Santano, representante de CGT Michelin y miembro del comité Michelin en Vitoria-Gasteiz.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: [email protected]

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí